jueves, 13 de mayo de 2010

Entrevista a una mujer de la noche




Descubriendo a Patricia

Un testimonio de una prostituta que ofreció voluntariamente a contar detalles de su mundo, La prostitucion. Decía llamarse Patricia y en el fondo también queria hablar de su vida errante y solitaria, de su dignidad pisoteada y tambaleante autoestima. No tenia la menor intención de hacer apologia de su oficio, tampoco ensayar un relato pormenorizado de todo lo que hace frente a un hombre. En su testimonio asoma el dolor y la sordidez, pero también una utopía recurrente: cambiar de vida. Algunos nombres -de personas y ciudades- han sido alterados para protegerla. Todo el resto es escrupulosamente cierto.Siempre me acuerdo de esa escena. Tenía 17 años. Estaba en la comisaria de Cañete con mi mamá, sacando el certificado domiciliario para no sé que tránmites. Estábamos ahí esperando y en eso, pum !!! , llegaron una manada de mujeres y se sentaron a mi lado.Yo ni idea de quiénes eran, estaba jovencita. Y mi mamá me llama así: ''Párate de allí, esas mujeres son prostitutas, no te pongas con ellas''. Yo me acuerdo que me quedé mirándolas.¿De dónde serán?, me decía. ¿Nacerán así? Las miraba asustada y extrañada. Y una de ellas volteó y me sonrió; me acuerdo mucho.Ahora tengo 31 años y a veces cyabdi estoy en el hospital para sacarme los exámenes y veo una chiquilla que me queda mirándo, me acuerdo de esa vez que yo miraba así. Yo miraba así a esas mujeres y ahora estoy así y me digo: ''ojalá ella nunca esté así como yo''. En esos momentos me muero de pena.Me hago llamar Patricia. No, no soy limeña, nací en Ica pero me crié en Cañete desde chiquita. Mi papá era camionero, mi mamá estaba en la casa nomás. Cuando tenía 11 años se separaron. Yo me vine con mi papá a Lima, pero a los 16 tuve que regresar porque mi hermano tenía que estudiar acá. En Cañete estudié Educación y me recibí a los cinco años. En ese tiempo me enamoré de un chico, tuve mis primeras relaciones, pero mi mamá me encontró las pastillas y me obligó a casarme. Al año nomás nos separamos, por ese tiempo murió mi papá en un accidente carretero, mi mamá vendió la casa de Cañete y se vino a Lima. Yo me quedé sola.Gracias a un tipo que conocí pude terminar mi carrera. Estaba casado, tenía plata, y me hice su amante. Se juntó el hambre y la necesidad como dicen. Nos veíamos en Lima, Ica y Chimbote era mi banco, a veces se iba de vacaciones con su familia al extranjero y me dejaba un sobre con plata. Me acuerdo y me digo: ¿qué tan pendeja era?Estuvimos 5 años, yo queria que dejara a su mujer pero el nunca lo iba a hacer. Así voy a arruinar mi juventud, mi vida le decía y mira cómo estoy ahora; mejor me hubiera quedado como su amante.Un año trabaje en Chimbote como profesora, después regresé a Cañete y allí conocí a otro tipo. Lo conocí y me gustó, una cosa que tu lo vez y pa, me encantó. Era mayor que yo, habia llegado de Lima con su carro, lo que mmás me atrajo de él fue que era muy misterioso, nunca daba detalles de nada. Pero yo sospechaba y una vez le encontré documentos con otro nombre. ¿Quién eres tú? ¿Que haces? le dije.Me confesó que era asaltante de una banda que en ese tiempo era la mas peligrosa de Lima, ahora ya sabes quién soy, decide si te quedas conmigo o te vas me dijo. Estaba templada y me quedé con él. Por él me hice puta.Estábamos en Lima, él iba a hacer un ''trabajo''. Parece que las cosas le salieron mal porque llego corriendo al hotel donde estábamos y nos fuimos arrancadazos hasta un pueblo joven por San Juan, donde una vieja que también era delincuente.Ahí estuvimos tres días escondidos y de ahí nos fuimos a la selva, a Tarapoto. Nos fueron a recoger un amigo suyo con su mujer y nos llevaron a su casa en un barrio bien pobre. Ahi también nos quedamos escondidos sin plata, en la casa había un maricón que le decía a él: ''ya pues !! que tu mujer se haga un cachuelito''. ''No ella es sana''. Y a mí la mujer del amigo que me decía: ''Mira flaca,yo trabajo en esto y él es tu marido y tu tienes que ayudarlo porque cuando el ha tenido plata te ha dado, ahora tu tienes que poner la mano''. ''No te preocupes,no te voy a obligar'' me decia el,pero ahora creo que entre todos me trabajaron. Lo veía con cara de tarado, preocupado, la clásica del cabrón. ''Está bien, pero aquí no. Llévame a otro lado''. y asi nos fuimos a Iquitos.No recuerdo cómo fue mi primer cliente, siempre me lo han preguntado mis amigas, entre nosotras nos preguntamos. ''Yo sí me acuerdo,era un chibolo'',o ''un viejo mañoso'',dicen. Yo no me acuerdo.Sí me acuerdo que no me traumé ni nada,entró lo atendí normal le hice dos poses como me había dicho mi amiga, la mujer de mi amigo de mi marido,y ya, se vino al toque. Uy era sencillo dije todavía. Me puse triste, pero no lloré ni nada, ¿seré valiente o conchuda?,pero si me provocó rechazo, no creas, hasta ahora me da asco.Estuvimos dos días y juntamos dinero y de ahí nos regresamos a Lima, yo me fuí a Cañete, ya no lo quería volver a ver.Pero imbécil, estaba enamorada ... me pidió perdón y regresé con él. Estuve con él cuatro años, me dejó embarazada en Chimbote. Me alquiló un cuarto en una pensión, me compró mi televisor, mi cama y se fué con otra. Todos los días paraba llorando. En esa casa vivía una chica que era del ambiente que siempre iba a mi cuarto a ver la novela y nos hicimos amigas mientras mi barriga crecía y crecía. ''¿Que sabes hacer?'' me dijo un día. ''Tortas'' le dije y me compró un hornito eléctrico y a partir de ahí me iba todos los días a vender mis tortas al burdel, a las chicas.a los 8 meses vendí mi televisor y le pagué a un doctor para que me induciera el parto. Mi hijo se llama Manuel, ahora tiene 2 años y cinco meses, al mes le dije a mi amiga: ''Mary, quiero trabajar porque necesito plata para mi bebé''. Mi amiga me dijo ''ya'' y nos fuimos a Huánuco, a una casa que estoy segura debe ser el mejor burdel del Perú.En Huánuco me quedé tres meses, un mes o dos es lo máximo que te puedes quedar en una casa; no porque te boten, es que llegan chicas nuevas y tu plaza baja. Pero ahí me quedé tres meses, los cuartos eran lindos tenían armarios con puertas corredizas y ahí instale a mi hijo. El dormía con la puerta cerrada mientras yo trabajaba y cuando le tocaba teta, cerraba mi puerta, me desinfectaba los pechos con alcohol y le daba de lacta. Felizmente la señora Dora no me hizo muchos problemas para entrar porque yo no tenía papeles. ''Señora recién he dado a luz,déjeme entrar y saco mis papeles el lunes'' ,le dije y como la señora tenía fama de buena gente, me dió cuarto.Como te dije, estuve tres meses y de ahí me fuí a Barranca,nosotros somos arrieras, parabamos caminando. yo ahora estoy sola con mi hijo pero antes caminaba con Mary,mi amiga. Tengo dos años y cuatro meses en esto y te conozco Tacna, Cuzco, Juliaca, Huánuco, Puerto Maldonmado, Chimbote, Tarapoto, Lima, Barranca, Iquitos, La Oroya, Tingo María, Cerro de Pasco .... creo que no me olvido de ninguno.¿Que cuantas andamos así? Uf, debemos ser miles, si en todo el Perú hay burdeles, menos en Arequipa.No, allí no quieren;hay night clubs,pero no casas.Callejón es callejón, una cosa es que tú estés en la puerta de tu cuarto con tu bikini y otra que estés en un salón donde se toma, esas son copetineras.En Lima estuve en La Salvaje, San Jacinto y Pocitos; también en Las Cucardas, pero sólo dos semanas. Después dónde no he trabajado, hasta en bases militares.¿Me puedes creer que estuve con sesenta hombres una noche? ¿Y sesenta la noche siguiente? En la base de Huánuco, la 314, eran 200 hombres y lo hicimos con una amiga en tres días, a punta de Lipenan para no tener sueño ni cansancio.Sí como visitadoras las Charlies que les dicen, las CLase 7 así nos recorrimos todas las bases, Aucayacu, Aguaytía, Pampa Hermosa, Tulumayo, Anba, de base en base en una semana. Los días pasaron rápido además los morocos están angustiados que lo hacen al toque , esa vez sacamos como 800 soles cada una.Ahora estoy en Lima,le alquilo un cuarto a una señora que se queda con mi hijo en las noches. Trabajo de 6 a 12 de la noche, pero cuando hay salón nos quedamos hasta las 5 de la madrugada, eso depende de cada casa como tambien la tarifa.En la mayoría esta 10 soles el servicio normal con poses, y 15 el sexo oral. Cuando es completo, con todo cobras hasta 20 soles,pero yo no doy ese servicio.Nosotras ya sabemos cómo hacer para que los clientes terminen rápido, hay poses para que se vayan al toque. Hay unos que se demoran y tienes que llamar al que cuida como te digo, el asco no se te quita nunca. Una vez no quise terminar,conun tipo de Huánuco del que me enamoré. Habíamos estado conversando en el salón tanto tiempo, parecía tan bueno le habia contado tantas cosas, que cuando entramos al cuarto ¿me creerás que fué la primera vez que sentí verguenza de ser puta? Si hubiera sido cualquier cliente lo haciamos y punto.Ni siquiera terminabamos porque no estaba acostumbrado al preservativo, salimos al salón y como dos horas despues le dije para regresar a mi cuarto. Se quedó a dormir conmigo y a partir de ahí estuvimos juntos. Fué como mi cabrón, pero no le daba plata ni nada, nunca me propuso nada. Hasta ahora lo sigo viendo, me regala libros,me dice que ahorre para el futuro;todas tenemos hombres detrás de nosotras.Algunas tienen cabrones que les quitan la plata .... yo lo tengo a él.Claro que también me he topado con gente loca,una vez en La Salvaje llegó un tipo bajito, cuarentón, un padre de familia.Yo estaba cuadrada en mi marco, con mis botas -yo siempre uso botas-. ''¿Cuanto cobras?''.''Veinte''.''¿Y si te pido otra cosa?'' Claro que tiene aumento. ''Todo menos por atrás'',le dije. ''Quiero que me pegues'',me respondió,yo me quedé sorprendida, pero le seguí el juego, así tenemos que hacer. ''Y si te doy un manazo y me respondes?''. ''No, no te preocupes'', me decia nervioso. Le pedí 70 soles,el tipo se sacó la ropa se quedó en truzas ''haz de cuenta que soy tu esclavo'' Yo no sabia como empezar,era como actuar o algo así.''Ya pues empieza'',me dijo y zas !!! le pegué un cachetadón. ''A mí no me digas cuándo empezar'',y pla pla pla,le di puñetes,patadas; y el tipo me decía '' si mi ama''. Y mientras lo golpeaba, el tipo la dió. Felizmente no lo vi mas porque a los dos días nomás me fuí de La Salvaje.Ahora tú me preguntas por qué me he animado a contar todo esto y por eso te dije lo que me pasó esa vez en la comisaría de Cañete,porque ahora entiendo como sufre una prostituta. Cuando tu trabajas en esto ya no te tratan como persona, cuando vamos al hospital a pasar las pruebas de flujo vaginal, el RPR o la de ELISA la gente que está alrededor nos mira mal,se aleja como si fueramos un bicho raro. En el taxi si dices que te lleven al burdel el chofer quiere sobrepasarse, te pone la mano, o sea, porque soy puta no merezco respeto? ,yo soy puta de 6 a 12,pero el resto del tiempo soy mujer,soy madre. ¿Sabes que me decidió venir y hablar? El lunes pasado un tipo que me llevó en su carro estuvo a punto de secuestrarme y los policias escucharon mis gritos ni si quiera lo detuvieron, me subieron al patrullero y me preguntaron que cuánto cobraba y uno me agarro la pierna yo estaba muriendome de los nervios pero a ellos no les importo lo que sentía ,solo me vieron como un objeto sexual. Empecé a gritar y me dejaron bajar y tomé un taxi y nadie conoce esas cosas que pasan. Nadie sabe que sí,ganas plata, pero cuanto te cuesta pararte ahí en un marco y meterte con veinte tipos que nunca haz visto. Nadie sabe como se siente no tener un hogar,sino ir viajando siempre y que tu hogar siempre sea un hotel o el mismo burdel donde no hay luz ni agua despues de que se acaba la atención. ¿ Acaso sabes lo solas que nos snetimos en las noches? Sí pues, que hace trabajando en eso,dicen, pero a ver que se pongan en nuestro lugar. Detrás de nuestro trabajo hay una necesidad, una penuria que nos obliga. yo personalmente estoy por mi hijo,hay dias en que me entra la depresión conchesumadre,cuando acaba esto? y lloro y me digo ¿porque no puedo ser una mujer normal y vivir en una chozita y almorzar aunque sea un té con dos panes? Dicen que la que pisa el chongo nunca sale,Yo no quiero eso,quiero una familia normal, quiero respeto, no sabes como me duele cuando me quedan mirando en el hospital, como cuando yo era chiquilla y miraba a las putas,asustada. No sabes cómo duele.yo me muero de pena en esos momentos ....Comentario personal:Una entrevista muy interesante que habla sobre pasajes desconocidos de la prostitución,su frustracion,el sentimiento de rechazo que ellas sienten de la sociedad.Sinceramente en lo personal nunca me imaginé que la vida de una mujer de la noche (ahora las respeto) fuera tan difícil,incluso en la universidad algunos compañeros les toco entrevistar a una de estas chicas,eran ligeramente similares ... por no decir tan cruda como la de Patricia. O tal vez en la entrevista que hicieron mis compañeros no fué sincera como Patricia,quiza por el mismo motivo de ella ... sentir rechazo,asco,repugnancia hacia ellas. Gracias profesor Gino Reyes por este material proporcionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario